Celebridades

Lo que los expertos dicen de las marcas

Audrey Hepburn, gran embajadora de Givenchy

La amistad que mantuvo con Hubert, Director Creativo de la Maison, es una de las alianzas más sofisticadas y perdurables en la historia de la moda. 

Pensar en la sofisticación de la Maison francesa Givenchy es imposible sin que las imágenes sobrevuelen la mente: Hubert con su mirada intensa ajustándole a una bella y joven Audrey Hepburn los vestidos que harían historia desde films como Desayuno en Tiffany. 

La postal de Holly Golightly (el personaje que interpretaba Hepburn) enfundada en un vestido negro mientras desayunaba un croissant frente al escaparate de Tiffany es parte de la historia de la moda y del cine. Y se convirtió en el emblema del LBD (little blanck dress) perfecto. 

 

El primer encuentro

Era el año 1953 y Hubert de Givenchy, de apenas 26 años, se preparaba para recibir en su atelier a una actriz de Hollywood. Se trataba de Audrey Hepburn, una mujer menuda que había viajado a París exclusivamente para encontrar al creador del vestuario de su próximo film, Sabrina.

Givenchy estaba preparando su próxima colección y no tuvo demasiado tiempo para dedicarle. Pero ella lo invitó a cenar, aceptó y ya nunca se separaron. El resto, es historia. La alianza y el éxito del film convirtió a Audrey en un ícono de estilo, y a Hubert en el modisto europeo más codiciado. Junto a ella, Hubert había trascendido el universo de la moda. 

 

El delicado aroma del éxito

Tal vez como un homenje o un agradecimiento a esa mujer que se había convertido, si siquiera saberlo, en la primer Brand Ambassador de la marca, decidió crear un aura olfativa inspirada en ella y creada exclusivamente para ella. 

Givenchy le pidió a Francis Fabron, uno de los nariz más importantes de la época, que imaginara un aroma que estuviera a la altura. Y así surgió L´Interdit, la fragancia clásica de la marca, de la familia floral aldehídica, con notas de durazno y especias. Años después, Audrey se convirtió en la primer actriz en ser imagen de un perfume de una maison de Alta Costura. Justamente la fragancia acaba de reinventarse pero con la actriz Rooney Mara como inspiración.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Audrey Hepburn photographed during the filming of How to Steal a Million, 1965. Audrey was wearing a Givenchy black chantilly lace dress and matching jacket. Fun fact: Hubert de Givenchy wasn't sold on the face mask but Audrey insisted on wearing it, and I'm glad she did! It completes the ensemble and adds that necessary air of intrigue for that scene. . How many of you are excited about the theme of our next game? (Favorite Audrey Hepburn Movie Wardrobe). Do you think it will be more or less excruciating than the last? Prepping for the next poll will take some time. I'm very particular about what photos I use and how I want it to look. . What's your favorite Audrey fashion moment? . #audreyhepburn #fashion #givenchy #howtostealamillion

Una publicación compartida por Rare Audrey Hepburn (@rareaudreyhepburn) el

Una amistad eterna 

“Diseñé la ropa de muchísimas mujeres, muy importantes y conocidas, como Marlene Dietrich o Liz Taylor, pero ninguna es tan especial como lo fue Audrey. Su carácter cambió mi forma de diseñar y de ver mi profesión. Mi ropa favorita es la que ella usaba”, dijo el modisto durante una entrevista con Diario El Mundo, poco tiempo antes de su fallecimiento, en marzo de 2018.

Es que Hubert vistió a muchas mujeres importantes de su tiempo, como Grace Kelly o Jackie Kennedy, pero ninguna relación fue tan duradera, mágica y estable como la que mantuvo con Audrey Hepburn, su gran musa y amiga.

Como si fueran un matrimonio, el dúo compartía cenas en París, y asistían juntos a las veladas de etiqueta. Entre risas y embarcados en un poderoso amor platónico, el vínculo entre el modisto y la actriz duró hasta el final. “Marcó mi vida hasta el último suspiro”, dijo el couturier. 

 

Magia y estilo

Mucho antes de los embajadores de marca, de las grandes campañas globales y de las influencers con millones de seguidores, Audrey fue, para la Maison Givenchy, la primera y su más importante embajadora. Una mujer que los representaba plenamente, que convertía los diseños de Hubert, Director Creativo, en los más buscados por las mujeres más elegantes del mundo. Juntos, se convirtieron en una de las parejas mas influyentes de su época. 

 


Foto credit: / Shutterstock.com
Este bloque está deteriorado o desaparecido. Puede que esté perdiendo contenido. Es posible que tenga que activar el módulo original.
Este bloque está deteriorado o desaparecido. Puede que esté perdiendo contenido. Es posible que tenga que activar el módulo original.